domingo, 9 de diciembre de 2012

8 diciembre 2012. Festividad de Nuestra Señora de la Purísima Concepción, Patrona de Puente-Genil.-

Tras una víspera lluviosa y en la que por la noche se llevó a cabo la celebración del último día de la Novena en honor a la Patrona de Puente-Genil en el transcurso de la cual se llevó a cabo la ofrenda de Hermandades, Cofradías y Corporaciones, el día 8 no fue especialmente frío y al mediodía y como marca la tradición en la Parroquia matriz de Nuestra Señora de la Purificación tuvo lugar con toda solemnidad la Función Principal con la que culminaron los Cultos en honor a la Purísima Concepción y en la que se llevó a efecto por todos los fieles asistentes la también tradicional renovación del Voto a la Patrona, que fue leido por el alcalde de la Villa, Esteban Morales. Dicha celebración estuvo cantada por la Schola Cantorum Santa Cecilia.
Altar instalado en la Parroquia de Nuestra Señora de
la Purificación para la celebración de la Novena
del 29 noviembre al 7 de diciembre y de la
Solemne Función Religiosa el día 8 de diciembre.
Por la tarde, a partir de las cinco, la Virgen se procesionó por las calles del casco histórico hasta alcanzar la Parroquia de Santiago donde este año se recogió y allí estará para celebrar la Octava. Excepcionalmente la Patrona fue procesionada en este día por doce bastoneros en la misma parihuela que ya lo hiciera en los traslados que tuvieron lugar en el mes de mayo disponiéndose en un artístico templete realizado en 2005 en los talleres Gradit, de Lucena.
Asistieron a la solemne procesión centenares de fieles, miembros de la Corporación municipal, con el alcalde, que portó el bastón de mando, y representaciones de todas las Hermandades de Puente-Genil. Abrió el cortejo la Asociación musical N. P. Jesús de los Afligidos, cerrándolo la Banda de música Inmaculada Concepción.
La Virgen lucía la saya blanca bordada del día de su coronación canónica hace veinticinco años, el manto azul de azucenas bordado por Sebastián Marchante (de Málaga) y una toca sobremanto en blonda dorada que iba estrenando, realizada y ofrendada por Lola Mendoza. La parihuela llevó en las esquinas delanteras dos candelabros de tres brazos con tulipas cada uno. El exorno floral eran dos jarras laterales y un bouquet de rosas blancas a las plantas de la Virgen.
El itinerario que se siguió este año fue por Don Gonzalo, Capitán de Corbeta, Guerrero, Godínez, Delgado, Plaza del Dulce Nombre, Juez Lorenzo Carmona, Plaza Emilio Reina, Postigos, puente de Miragenl y calle Nueva hasta recogerse en la Parroquia de Santiago. Especialmente evocador fue el transcurrir por las  angostas calles del entorno del exconvento de los frailes debido a la estrechez de las mismas.
Al llegar la Virgen ante la iglesia de Ntra. Sra. de la Victoria, al pie de la escalinata del paseo allí existente, la Hermandad de la Santa Cruz, con asiento canónico en dicho templo, hizo su ofrenda floral a la Patrona de Puente-Genil al tiempo que fue cantada una Salve.
Al llegar la Virgen al entorno del Dulce Nombre el campanillo de la espadaña de la iglesia empezó a anunciar la llegada de la Patrona. Las puertas del templo se encontraban abiertas de par en par y Nuestra Señora de la Soledad se encontraba en el centro del presbiterio bajo su palio procesional de la noche del Viernes santo tal y como se presentó para el Besamanos del día 17 de noviembre, disponiendo a sus plantas la Imagen del Divino Niño Jesús, Titular del templo.
La Patrona se hizo adentrar en la ermita a los sones de la marcha lenta Nuestro Padre Jesús hasta llegar justamente ante la Soberana Imagen de Ntra. Sra. de la Soledad en medio de numerosos Vivas en un momento de los más emotivos del día. Las Hermandades residentes canónicamente en este templo ofrecieron a la Patrona de Puente-Genil una ofrenda floral.
Pasadas las ocho de la tarde se llegó ante la Parroquia de Santiago en medio del fervor de la multitud que llenaba por completo la Plaza delantera al templo y que había acompañado a la Virgen junto a las representaciones de todas las Hermandes.