jueves, 29 de enero de 2009

Homenaje a la escuela.-

En recuerdo y agradecimiento a mis maestros, por lo mucho que se dedicaron al ejercicio del Magisterio y de los que tanto aprendimos. Gracias D. Jerónimo, D. Jesús y D. José.



Aquella vieja escuela, llena de pupitres con tarimas, de tinteros y plumas, de cuadernos de ortografía y caligrafía...
Aquella vieja escuela que por medios didácticos sólo tenían una pizarra, una regla, una escuadra, un compás, un cartabón, un mapa, unas láminas del cuerpo humano y un globo terráqueo. No mucho más.
Aquella vieja escuela de la memorización, en la que recuerdo a mi maestro casi siempre vestido con el mismo traje y corrigiendo una por una todas las tareas de los alumnos.
Aquella vieja escuela donde se repetía una y mil veces las tablas de multiplicar o los ríos de España.
Aquella vieja escuela donde ni un sólo día faltaba el dictado y cada falta ortográfica se penalizaba con escribirla quince o veinte veces.
Siempre había que hacer operaciones aritméticas, problemas de matemáticas, ortografía, geografía de España (ríos, cordilleras, cabos...) etc. que iba acrecentando su dificultad según la edad o grado de enseñanza.
Casi siempre eran clases heterogéneas donde había alumnos de distintas edades pertenecientes a distintos cursos.
Los pupitres tenían el tablero inclinado y un hueco para alojar el tintero donde el alumno cuidadosamente introducía su plumín propurando no emborronar el cuaderno.
Mientras el maestro o la maestra explicaba la lección del día a algún grupo, otros realizaban mientras las cuentas puestas en la pizarra, corregían los deberes, etc. Si el número de alumnos era alto, algunos mayores ayudaban de alguna manera a la labor del maestro o la maestra.
Eran los tiempos de los cuadernos Rubio, del día del Domund, del Catón, de los juegos del trompo, del aro, del diabolo, las canicas, el hoyo y bola, la cuarta, la una mi mula, la pirina o peonza, la regaña, la comba, policias y ladrones, etc.
¡Qué lejos quedaban los teléfonos móviles, la play, el ordenador y la cámara digital!
Más lejos quedaban aún internet, el tuenti y el facebook. Por los años 1940, 50, 60 y 70 era impensable.
-----------------------------------------------------------------------
Si quieres añadir algún comentario o tus recuerdos de la escuela a donde acudiste puedes hacerlo a continuación. Gracias.